En riesgo abasto de perecederos de continuar problemas con la gasolina

Por: Tania Castillo

Reynosa, Tamaulipas.-El Contador Santiago González Cavazos, representante de los locatarios de la Central de Abastos, manifestó que ya empezaron a resentir los primeros embates ante la dificultad que existe en la ciudad para abastecerse de gasolina, y aunque los efectos aún no son palpables, vislumbran un problema en el abasto de perecederos y un incremento en los precios de los alimentos si se prolonga esta situación.

“Ya estamos teniendo los efectos de este problema tan fuerte del abasto de combustible, sobre todo en la distribución de mercancías, todavía no repercute al abasto de la ciudad pero considerando que los estados del centro del país donde ya están teniendo problemas, si empieza el problema a seguir creciendo, probablemente vamos a empezar a tener problemas de abasto de los productos básicos, y esto a su vez va a repercutir en precios y servicio para la gente”.

Destacó que estados como Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí y Puebla, son los principales proveedores para la zona norte, y ya que en dichos estados hay una mayor problemática para distribuir los combustibles, vislumbran un panorama complicado.

A nivel local, dijo que han tenido que optar por cargar hidrocarburos tanto en Nuevo León como en Texas para poder continuar con su distribución, no obstante, no todos tienen esta oportunidad y deben esperar turno en las largas filas que se forman en Reynosa.

“Nosotros en las flotillas de servicio los que pueden pasar están yendo a cargar a Estados Unidos, los que no pues sí se están viendo afectados para dar un buen servicio a la comunidad en la distribución de mercancías, y ahorita que se empieza a agudizar, tener que ir hasta Monterrey para cargar combustible”.

González Cavazos dijo que los estímulos fiscales anunciados no están provocando los efectos esperados, pues los problemas de abasto están provocando que siga fugándose el capital al vecino país.

El comerciante señaló que las condiciones actuales podrían propiciar la venta de la gasolina en el mercado negro, beneficiando a la delincuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *