Tiempos de Guerra

Por: Chano Rangel

 

¿Quedarse fuera de la jugada, la peor ofensa?

Como dijera Gustavo De Hoyos, líder de los empresarios, el presidente no hace nada, por la emergencia sanitaria, pero tampoco deja hacer nada, le molesta todo, y las acciones que se toman, para ayudar a mitigar los efectos económicos, si no son anunciados en las mañaneras, entonces son atacados, como lo hecho, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que junto al sector empresarial se puso de acuerdo y dieron luz verde para financiar a micro y medianas empresas en México, a través de la banca comercial.

Este hecho molesto al presidente, quien argumento que “no estamos como floreros”, para que nos vengan a decir, que hay que hacer, y como lo tenemos que hacer, eso era antes, ahora el tiempo es otro, el poder político, va por un lado y el económico por otro, esto es ya otra historia (bueno siempre y cuando no sea Ricardo Salinas Pliego, el empresario favorito de la 4T). Sin embargo, lo que realmente molesto al presidente fue que el no metió la mano, y que el sector privado lo dejara fuera de al jugada; que visto a la larga y pensando en el 2021, los privados si tendrán manera de financiar campañas políticas, y poder arrebatarle el congreso a Andrés Manuel López Obrador.

El anuncio hecho por el BID, le puso la sangre caliente al presidente, que se negó a dar créditos a las PyMES, y resulta que un organismo internacional, le gano el parpadeo y le quito los reflectores de la jugada maestra. Pero nada tiene de malo, que entre particulares se presten dinero, eso no debería molestar al presidente, lo que realmente le calentó, es no poder sacar la ya acostumbrada raja política y electoral, que el acostumbre en cada acción de gobierno, y por si fuera poco, ni en cuenta fue tomado, además el costo económico de la pandemia esta siendo cargado arbitrariamente a los estados, quienes son los que tienen que endeudarse y dar la cara a sus ciudadanos todos los días.

Cuando el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, anuncio un prestamos por 4600 millones de pesos, nada en comparación de lo que Tamaulipas genera en la economía nacional, los morenistas se le vinieron como perros de jauría, por un sencilla razón, le estaban quitando poder y atención a su jefe máximo, eso de la gente primero, para los morenos paso a tercer termino, lo que realmente les importa es tener el poder absoluto.

Pero eso no lo es todo, al no realizar las pruebas suficientes de COVID-19, lógico es que no salgan tantos casos, sin pruebas no hay contagios, y de seguir así, la neumonía atípica, será la principal causa de muerte en el país, por encima del coronavirus, al que los expertos, argumentas con los pelos de la burra en la mano, que, de los 15 mil casos, habría que multiplicarlos por 10, para darle la dimensión exacta del problema.

El aferramiento del presidente, ya le costo que los empresarios lo hicieran a un lado, que los gobernadores tomaran el control de la pandemia estado por estado, y que los empresarios buscaran formas de financiamiento en la banca privada, además el banco de México, saca los dólares de la caja de ahorro y los mete a circular para que halla liquidez financiera, algo que realmente molesto al mandatario.

Si el presidente sigue montado en su mula y ataca a los empresarios, los exhibe y crucifica, deja claro su visión del mundo, su interés es político y electoral, lo demás no importa, pero lo que si es lamentable es querer frenar y frenar iniciativas que van encaminadas a reactivar la economía nacional, si el presidente no hace nada, entonces que no estorbe, argumentan muchos empresarios y políticos del país.

Lo peor de la pandemia esta por venir, y los desacuerdos en Palacio Nacional, están a la orden del día, mientras se anuncia el regreso paulatino de la gente a la calle a partir del 17 de mayo, y el 01 de junio, también se endurece el confinamiento con la fase III, y ahí ya no entendí nada.

Al tiempo

De aquello y lo demás…

En Estados Unidos, concretamente en el Estado de Texas, se anuncia que, a partir del 01 de mayo, se empezaran a reabrir los comercios y negocios, de manera escalonada y con una máxima del 25% de su capacidad; el COVID-19, en esta región tiene un margen de 4 semanas de anticipación con respecto a nuestro estado.

Sin embargo, esto agrava aún más el confinamiento de la fase III, como lo pudimos ver en la reapertura de la Isla del Padre, donde el 80% de los visitantes son de origen mexicano, que con todo y restricciones de cubre bocas, grupos menores a 4 personas, etc., etc., su traslado por los puentes internacionales tendrá que ser vigilado de manera exhaustiva. Si es preciso comentar que el mayor numero de contagios proviene de Texas, y con la reapertura del comercio, aun no vemos la medidas que se tomaran para el control de turismo.

Hace algunos días, un amigo en Houston me comento “no creo que aguanten tanto tiempo, sobre todo el sector comercial, van a abrir y que se muera quien se tenga que morir, para salvar la economía del estado” y que razón tenia, Greg Abbott, gobernador de Texas, dio el anuncio del reinicio de la actividad económica no esencial en el estado texano.

Menudo favor le hace la reapertura comercial a Tamaulipas, que esta en el inicio de la fase III, y esperando lo peor de la pandemia, el control y sanitación de espacios públicos, no se da abasto, los hospitales están en alerta máxima, y la reapertura comercial en Texas, pone un nuevo foco rojo en la curva de contagios en la región.

chanorangel@live.com.m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *