México perderá competitividad con reforma eléctrica: México cómo vamos

Cerrar el mercado eléctrico a la participación privada y eliminar a los reguladores energéticos, como propone la nueva reforma energética de la cuarta transformación, sentenciara a México a perder competitividad y limitar su máximo potencial, advirtió la organización México Cómo Vamos.

Las declaraciones se dan luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador enviará una reforma constitucional el pasado 30 de octubre para ceder el control total del sector eléctrico a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y limitar la participación del sector privado en la generación de electricidad.

“La iniciativa plantea limitar la participación del sector privado en la producción de energía eléctrica, promover de manera costosa e ineficiente la participación del Estado en la generación de electricidad, eliminar los mecanismos de regulación –con lo que aumenta el riesgo de opacidad y nula rendición de cuentas de los recursos públicos–, y limita la capacidad productiva del país, señaló.

Además, el colectivo apuntó que se ahuyenta a la inversión de gran rentabilidad, que los empleos de mayor productividad dejen de crearse y reconoce frente al mundo que México no cumple con sus acuerdos internacionales comerciales y de mitigación de cambio climático.

“Cualquier empresa productiva del Estado es propiedad de las y los mexicanos; cualquier inversión con dinero público debe ser parte de una estrategia que inserte a México en un modelo económico de vanguardia. Esta iniciativa afecta a las finanzas públicas, a la productividad de las empresas públicas y privadas, y aumenta el riesgo de que las y los consumidores de electricidad en México reciban un peor servicio”, apuntó la organización.

México Cómo Vamos también enfatizó que no se puede negar la participación de la inversión extranjera, ya que el Gobierno de México “no tiene los recursos necesarios ni una estrategia para obtener más ingresos”, así como tampoco se puede rezagar en el combate al cambio climático.

“La generación de electricidad de las plantas de CFE no es la más eficiente, lo que perjudicará a los consumidores con costos crecientes. Si bien el gobierno puede mantener precios bajos a través de subsidios, la presión sobre las finanzas públicas la pagaremos las y los mexicanos”, advirtió.

Añadió que impulsar energías eléctricas más caras y contaminantes como las que produce la Comisión Federal de Electricidad (CFE) descalifica a México como país receptor de inversión extranjera directa.

La organización destacó que empresas como la CFE o Pemex son propiedad de todos los mexicanos, por lo que requieren de transparencia total para rendir cuentas, lo cual observa que se pone en riesgo con la desaparición de reguladores como la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

“El Cenace y la CRE son organismos reguladores indispensables para dar certidumbre a los inversionistas cuyo horizonte de inversión va más allá de un sexenio. La inversión pública en el sector eléctrico no es suficiente, por lo que necesitamos de la inversión privada. Y los inversionistas necesitan certidumbre para invertir”, señaló.

También apuntó que México será objeto de diversas controversias a nivel internacional, principalmente en el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y el tratado de libre comercio con la Unión Europea.

Por su parte, destacó que en la propuesta para nacionalizar el litio se pretende crear una empresa encargada de este mineral, Litio Bienestar, sin que cuenta con recursos etiquetados en el presupuesto del año entrante, lo cual es un “elemento fundamental para la transición energética”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.