Tiempos de Guerra

Por: Chano Rangel

 

La guerra del agua.

COMAPAS en crisis (PARTE 2)

En la columna del 19 de julio del presente, tocamos el tema de la difícil situación económica y operativa que atraviesan las COMAPAS en Tamaulipas, aún muchas personas se preguntan cómo un monopolio está en números rojos; situación que prevalece en todo el estado de Tamaulipas.

Traer agua de Pánuco al Norte y Centro del estado es un viejo proyecto hidráulico diseñado hace ya varias décadas, anticipando la crisis del agua. Desde la época del Ingeniero Chávez, no se hacen proyectos acuíferos de gran envergadura, salvo el Proyecto Integral de Agua Potable y Saneamiento de la ciudad de Matamoros, iniciado por el ex alcalde Mario Zolezzi (+) en el 2004.

Existe el proyecto del Acueducto de la capital Victoria, que abastecería a toda la ciudad por varias décadas, dependiendo su crecimiento poblacional. En los pasados días el alcalde electo Lalo Gattas, puso el dedo en la llaga de lo que se tiene que realizar con el suministro de agua de la ciudad capital.

Pero vayamos más atrás ¿Qué pasó en las COMAPAS?

Desde hacía varias décadas, los organismos operadores eran utilizados como premios de consolación a políticos perdedores o sacrificados, si alguna decisión política afectaba un liderazgo la respuesta era fácil, y el gobernante en turno decía “no te di la candidatura a la alcaldía, pero vete a la COMAPA tal, ahí podrás seguir consolidando tu trabajo político”.

Otro aspecto ha sido que las concesiones políticas, estas dieron entrada a sindicatos rapaces, que en muchos de los organismos hay 2

o hasta 4 sindicatos con relación de trabajo con la misma empresa, y cuidando el voto corporativo se les han otorgado privilegios impagables hoy en día, sueldos elevados, prestaciones icónicas y hasta servicios plus para muchos de sus agremiados.

No hay empresa privada o pública, que aguante la asfixia financiera de mantener un sindicalismo, que solo por nomina se lleva más de la mitad de los ingresos, además los elevados sueldos de los empleados de “confianza” desde el gerente general, hasta directores y coordinadores, hace imposible la reingeniería financiera de los organismos operadores de agua potable en Tamaulipas.

Bueno y también es preciso destacar, que la mayoría de estos organismos fueron y son utilizados como cajas chicas de muchos gobiernos, y una de las más afectadas es sin duda la de ciudad Victoria, que en bancarrota y sin margen de maniobra busca una solución a enorme crisis de abastecimiento de agua potable.

La guerra ha comenzado, el gobernador electo de Nuevo León, ha dicho que no dará una sola gota de agua de la presa “El Cuchillo” a Tamaulipas, aunque muchos lo tomaron como broma y fuera de lugar, por ser el recurso agua, manejado en el ámbito federal y con los derechos exclusivos por la CNA (comisión nacional del agua) pero los hechos ahí están y habrá que darle la importancia y estudios debidos.

La crisis del agua ha tocado fondo, ciudades como Reynosa, Victoria, San Fernando y Matamoros, tendrán que buscar soluciones inmediatas, los tubos colapsan y las finanzas están en quiebra, los sindicalistas siguen matando la gallina de los huevos de oro y los ejecutivos, siguen amasando fortunas considerables, mientras la población protesta en las calles y acumula odio y rencor por el manejo de las COMAPAS en problemas.

El próximo primero de septiembre habrá cambio de estafeta en la capital Victoria, el discurso del nuevo edil tendrá que pasar por el tema del agua potable, no como un bien de esparcimiento, sino como una garantía de crecimiento económico y competitividad.

Recordando una frase icónica “con agua todo, sin agua nada”. Bajo esas circunstancias los organismos operadores en la entidad, tendrán

que empezar a romper de tajo viejos tabúes y paradigmas, cambiar los votos por soluciones y canjear acuerdos políticos por un futuro promisorio para toda la ciudadanía aunque en ello vaya en juego el futuro político de los alcaldes.

De Aquello y lo demás…

El edil de Reynosa, ha puesto todos los esfuerzos en la coordinación de la vacuna contra COVID-19, la tercera ola ha azotado la ciudad, y el índice de contagios sigue a la alza, además la mutación delta del virus, hace más difícil su confinamiento.

Por lo pronto el departamento de estado de Estados Unidos, ha dado un mes más de largo para el ingreso de personas con actividades no esenciales a esta nación, los puentes internacionales de la frontera mexicana siguen cerrados al turismo en todas sus vertientes, y en peligro de estar en cierre de todos sus aspectos.

Las razones son múltiples, por eso el ayuntamiento reynosense, hace el exhorto a la población a tomar las medidas sanitarias y recomendaciones de salud, para mitigar la ola de contagios, además de hacer el llamado permanente de acudir a la aplicación de vacuna, que será lo que nos lleve a bajar los contagios y poder estar en condiciones de domar una pandemia que lleva ya más de un año dejando desolación en toda la entidad.

chanorangel@live.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *