Tiempos de Guerra

Por: Chano Rangel

¿Va o no va? alianza en duda

Después de la ausencia por razones de agenda, volvemos a la palestra, y nos vamos derechito al ya de por sí polémico regreso a clases presenciales, que dicho sea de paso, ha causado un revuelo en toda la entidad. A 1 año 5 meses de haberse decretado la cuarentena, los problemas parecen no acabar y ahora la pregunta es ¿será prudente el regreso en este momento?

La parte gubernamental a través de la secretaría de salud y de la secretaría de educación, la parte sindical y los padres de familias, se sientan a la mesa del diálogo para tomar decisiones adecuadas y no poner en riesgo la salud de todos los educandos y maestros de Tamaulipas. El próximo lunes, a través de Facebook Live, platicaremos con las partes involucradas en este proceso post pandemia.

Pero mire eso es ya una realidad tarde o temprano las aulas tendrán que ser usadas por los alumnos y maestros en todos sus niveles, lo que si no es del todo seguro es la tan anunciada alianza de partidos rumbo al 2022 del líder del PAN en Tamaulipas, Luis Rene Cantú, el Cachorro; que la visita a destacados priistas de todo el estado, afirmaba que irían en alianza con el tricolor para la sucesión gubernamental del próximo año.

La foto que inundó las redes sociales, era del Cachorro, con Roberto González Barba, con quien coincide en el 2004, en Reynosa, cuando este era delegado del PRI en la elección de ese momento para la sucesión municipal, donde el ganador fue el actual gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca. Como mote le llamaba el Ave Negra, como contrariedad del famoso proyecto Ave Azul del panismo.

Después de eso González Barba, se fue como director de

administrativo de la Procuraduría hoy fiscalía, a donde lo salude varias ocasiones, desde esa época, poco supe de su persona, hasta que apareció en las fotos con el Cachorro, Luis Rene, anunciando que iban en alianza con el PAN para la siguiente elección a la gubernatura.

La reacción de líder actual del PRI, Edgar Melhem, no se hizo esperar y desmintió tal acuerdo, dejando en el vacío las declaraciones de los connotados priistas del sur de la entidad, algo usual en el líder priista, que sabe que esa alianza le puede redituar muy bueno dividendos económicos y políticos a su persona, y por su supuesto no permitirá que otros le ganen la pisada de esta jugosa jugada política.

El líder priista es analítico y sabe muy bien, que los 4 o 5 puntos que el alicaído PRI aporte pueden ser la diferencia en una contienda tan cerrada como se espera, como muestra podrá poner a Nuevo Laredo, Altamira, Río Bravo, donde con la alianza la historia sería diferente. Con estas argumentaciones como todo buen negociador, el líder priista, sabe que las ganancias pueden ser mayores, quizá por eso a aceptar la alianza en boca de otros.

Después de estos encontronazos entre militancia y liderazgo del PRI, surge la duda si se va o no se va en alianza con el PAN para las elecciones del 2022, donde en juego está la gubernatura de Tamaulipas.

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

Después del regreso de vacaciones, parece ser que la política vuelve a primer plano, empiezan surgir numerarias de todas partes y la contienda seria parece que se cierra a 3 personajes, Maki Ortiz, Chucho Nader y Américo Villarreal.

Los números y con el debido respeto para los demás contendientes y que han levantado la mano, los únicos que se pudieran integrar a esta pelea son el Truco Cesar Verastegui y Gerardo Peña Flores, de ahí en fuera, los números de los demás, no les dan puntos ni para las tiendas de soriana.

Desde esta perspectiva los candidatos serían por Morena, Maki Ortiz o el doctor Américo, y por el PAN, de la terna del Truco, Chucho y GP, tendría que salir el bueno para la contienda. Los tiempos se achican y los días pasan y no hay fecha que no se cumpla, muy pronto el desenlace tendrá su final feliz para unos y trágico para otros.

chanorangel@live.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *