Tiempos de Guerra

Por Chano Rangel

 

¡Los otros datos, ya no jalaron!

Después de ver el terrible ridículo de Roció Nahle en el Grupo de l OPEP (organización de países exportadores de petróleo) nos queda claro que, esta 4T, aún no aprende de relaciones internacionales, y creo que ni internas, porque si la desgracia del Covid-19, esta sacando a la luz verdades ocultas, también esta dejando claro, lo peor de esta administración federal.

Un equipo fragmentado, donde un día un secretario da una orden y por la tarde, un subsecretario convertido en vicepresidente, la revoca, surge una pregunta mayor ¿quién manda en palacio? Porque la Secretaria de Agricultura y la subsecretaria de salud, no se pusieron de acuerdo y pasaron de los sublime al ridículo nacional.

Pero lo peor, es que Roció Nahle, secretaria de energía, esta en contra de todo y por todo de Octavio Oropeza, director general de PEMEX, y no le baja la guardia, sigue su lucha interna por posiciones y presupuestos de la llamada empresa productiva del estado. Pero a Doña Roció, se le olvido quien controla el mercado petrolero, obvio que no es México, es más ni el poderío de Estados Unidos, tiene ese control, los dueños de precios y exportaciones son los Árabes y ahí la tristemente célebre Secretaría de Energía, midió muy mal su peso en el mundo petrolero. Me atrevo a decir que el príncipe, Mohamed Bin Salman, el poder bajo el torno Saudí, ni siquiera sabe el nombre de esta mujer.

Pero los otros datos, se están achatando, chocan con al realidad, la inmovilidad por la Emergencia Sanitaria, está dejando claro, la polarización nacional y la galvanización de la política de López Obrador, el juego de divide y vencerás, ya no es una arma válida, en momentos en que la economía, se detuvo de manera abrupta por el distanciamiento social.

Cadenas productivas, como la cervecera están paradas, por conflictos de intereses de secretarios de estado y de lucha de poder interna, las actividades esenciales, a no quedan claras en el gobierno federal, y mientras eso pasa los gobernadores de los Estados, asumen solos el reto de atender a los contagiados por el virus COVID-19.

El canciller Marcelo Ebrard, es el encargado de poner orden en la casa, el Presidente con su narcisismo y egolatría, no ha podido hilar argumentos sólidos y una estrategia razonable, para darle soluciones viables económicas y políticas al país.

El pleito con los empresarios del país, deja al presidente en el peor momento económico y político del país; porque si bien es cierto, que estos empresarios se deben a México, también es cierto, que sus fortunas, les alcanzan para vivir en cualquier parte del mundo, por muchas generaciones y sin pedir nada a ningún gobierno del planeta.

Seguir en el empecinamiento de construir un tren maya, una refinería, un aeropuerto atras de un cerro, en momentos que el país necesita recursos para salvar la economía y la salud de millones de mexicanos, deja claro, cuales son las prioridades del presidente Obrador, 2021, es una meta.

Aniquilar la fuerza productiva, a sido un error en todas partes del mundo, los populistas tarde o temprano son echados del poder, a la fuerza y muchas ocasiones con las armas, la historia tiene ejemplos al por mayor; los apoyos sociales como los otorgados a los ninis, vienen de los impuestos que pagamos muchos mexicanos, y esos se acaban cuando la productividad se termina, entonces no habrá ni que repartir, y de ilusiones no vive nadie.

Apoyar la productividad es sinónimo de generar empleos, y violar la ley y romper la secrecía de estado en los contribuyentes, no es precisamente la mejor forma de atender una crisis económica. Mientras eso sucede los gobernadores toman el país en sus manos, teniendo claro, que el presidente no cambiará su forma de hacer política, y si una región se salva, no será por la política del presidente, si no del gobernador de cada entidad, mañana platicamos de eso. Siga en casa, es la mejor prevención.

Al tiempo

De aquello y lo demás…

Con palabras muy claras y precisas, la alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz, aclaró el punto de los apoyos alimentarios a las familias vulnerables de Reynosa, y enfatizó, el ayuntamiento no vende despensas, DICONSA, es la encargada, el municipio solo aporta el 50% hasta por 250 pesos por familias, para que no haya dudas, ni confusiones.

Por obvias razones los ataques a la primera autoridad municipal se dejaron sentir, sobre todo en redes sociales, la mala leche, existe y en momentos álgidos y difíciles, no falta quien o quienes, con cierta ignorancia política y con veneno en sus decires, hagan de la tragedia una plataforma para darse notar.

Pero las acciones de la edil, Ortiz Domínguez, han tenido el respaldo popular mayoritariamente, las cámaras empresariales, organizaciones civiles, se han sumado a los esfuerzos del municipio, para darle a ciudad una estabilidad económica, en momentos de contingencia sanitaria, como esta que se vive.

No falta quien, por cuestiones ideológicas y políticas, critique las buenas acciones, sin argumentación alguna, sin datos duros, y sin bases sólidas, al fin y al cabo, abrir la boca y testear en redes sociales, es de libre albedrío, sin embargo, todo parece indicar, que las críticas, tarde o temprano, salen a la luz y solitas por el peso de la verdad, destapan nombres y apellidos.

Reynosa, es un ejemplo en las acciones hechas por la contingencia sanitaria, el liderazgo de Maki Ortiz, a quedado de manifiesto, en propios y extraños.

chanorangel@live.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *