Tiempos de Guerra

Por: Chano Rangel

 

¡En México no mueren, eso pasa en los Estados!

Vaya que a calado hondo, las declaraciones de Javier Bonilla, gobernador de Baja California Norte, al cuestionar seriamente los datos, del subsecretario Hugo López-Gatell, porque los números de la salud nacional, no coinciden con los arrojados por cada entidad del país.

Le hemos estado dando seguimiento al numero, y al crecimiento de la pandemia del Covid-19 en todo México, estado por estado; y nomas los números alegres del gobierno federal, no cuadran con los presentados por los comités de salud de las entidades federativas.

Este hecho a causado molestia, inclusive, como lo vimos de Javier Bonilla, gobernador emanado de Morena, pero que esta molesto, al ver que el subsecretario miente, con las cifras dadas a conocer por el estado de Baja California, y la principal controversia es Tijuana, una de las ciudades más afectadas por la pandemia.

El gobernador Bonilla, es empresario, su vida esta en Tijuana, aunque despache en Mexicali, por ser la capital, pero los empresarios de al ciudad más importante de la maquiladora y la industria de exportación se puso dura y reclamo ser serios y reales en los datos, que tanto afectan a la ciudad. Es Tijuana el mayor cruce vehicular del mundo, en la garita se San Isidro y lo que pasa ahí afecta la economía de todo el estado, y la preocupación del gobernador no es para menos.

Mire dentro de estos mismos temas, ayer en la video conferencia, con la secretaria de gobernación, la problemática de los migrantes varados en Tamaulipas, parece ser que por fin tuvo eco, y el gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca, de manera firme y decida reitero el tema y pido la intervención para su repatriación o confinamiento especial.

Se tienen datos, que la llegada de nuevos migrantes por deportaciones a las zonas de Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo, a traído consigo también contagios de COVID-19, y por eso la preocupación del gobernador Cabeza de Vaca, y de las autoridades sanitarias de Tamaulipas.

La controversia constitucional con carácter de urgente, presentada por el estado, a sido tomada por la federación a la ligera, su quehacer es electoral, lo demás no le importa mucho al presidente López Obrador, el sigue su propia agenda, mientras en los estados muere gente por desabasto de medicamentos, equipos e insumos médicos, y para colmo la federación manda artículos pirata y de muy mala calidad, que bueno que no se usaron.

Si los datos son precisos, los números dados a conocer por los estados, están seriamente contradichos por la federación, aunque en este caso, la mano la llevan los estados, que son los responsables directos ciudad por ciudad, algo que la federación desde el centro de al republica y bajo la sombra de Palacio Nacional, no alcanza a visualizar con certeza.

Desde la capital del país, las cosas se ven diferentes, porque las acciones emergentes y de salud publica hechas por el gobernador Cabeza de Vaca, a evitado que el COVID-19, siga creciendo exponencialmente en el país, pero eso no lo reconocerán en las mañaneras, tampoco lo dirá el subsecretario López-Gatell, porque eso le quitaría puntos y credibilidad a su jefe máximo.

En contraparte, el subsecretario, da datos, donde en los estados, si muere gente, pero en el país no, llegando a tener cifras, donde muere más gente en los estados, que el país mismo; irrisorio y inverosímil, pero así es.

Al tiempo

De aquello y lo demás…

En la ciudad de San Fernando, luego de detectarse un paciente ambulatorio con síntomas de COVID-19, este fue analizado en una clínica privada de Reynosa, y luego regresado a su lugar de origen la zona conurbada de Tamaulipas, al puerto de Altamira.

Sin embargo, la empresa para la cual laborada, admitió que tuvo contacto con más personal que labora en esta, y que las medias de aislamiento se siguen al pie de la letra, aunque la empresa petrolera española, sigue ocultando datos al respecto y mantiene todo en total hermetismo.

Con conocimiento de causa, el personal que labora en esta empresa, sigue laborando de manera normal, dejando atrás las reglas sanitarias de aislamiento cuarentenario, como lo marca el comité de salud estatal y federal. Dejando muchas dudas de más contagios entre sus empleados, que vienen a laborar de muchas parte del mundo y de México.

Por su parte el edil, Pepe Ríos Silva, sigue con el reparto de despensas a comunidades marginadas y estado de vulnerabilidad, zonas como Carbonera, Barrancón y colonias de la zona urbana a recibido apoyos alimenticios de manera directa por la autoridad municipal.

Así mismo apoyados de las fuerzas castrenses, el alcalde Ríos Silva, realiza recorridos para verificar al sana distancia, y que los negocios no esenciales cumplan con la normatividad IMPLEMENTADA por la COEPRIS, hasta el momento suman ya varios comercios, que hicieron caso omiso a las recomendaciones y que han sido clausurados por la estancia sanitaria correspondiente.

Por su parte, el ayuntamiento de San Fernando, sigue con la campaña permanente de concientización, para prevenir a población, y seguir con las reglas del distanciamiento social, ahora más profundo, desde que hace algunos días, el estado decretara el inicio de la fase III, de la pandemia.

chanorangel@live.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *